KOBIDO Premium: Lifting japonés por Aroa de la Cruz

Beauty Podium 1

Se cree que el masaje kobido nació en el Japón guerrero. Los samuráis, al parecer, se daban masajes en la cara para calmar la mente después de arduas batallas y potenciar su fuerza interior. Sin embargo, una emperatriz notó que este tratamiento producía una apariencia luminosa y que, además, calmaba los dolores de cabeza. La soberana se llevó la idea a la casa imperial y a partir de entonces se puso de moda entre los miembros de la realeza.
Aunque esta historia no está del todo comprobada, el kobido sigue siendo conocido como el masaje de las emperatrices”, asegura Arturo Valenzuela, director de Shiatsu Yasuragi.
Este experto, que desde hace más de 30 años practica milenarias terapias orientales, explica que la mayoría de sus pacientes “son mujeres entre 30 y 50 años y algunos hombres” que buscaban alternativas no invasivas para alisar sus arrugas o darle brillo al cutis, desgastado por la edad, los rayos ultravioleta o la contaminación.