Miguel Griñó

Pasarela Beauty BCN 2017

Para Miguel Griñó la técnica y el peinado no están al servicio de la moda ni del gusto personal del peluquero, están al servicio de la imagen y las emociones de cada persona. La evolución de la sociedad hacia el culto de la imagen personal ha dado la razón a Miguel Griñó. Miguel Griñó es un profesional de la peluquería activa que se ha movido por toda Europa en busca de la mejor técnica, su pedagogía y el anhelo de descubrir cuáles son las verdaderas motivaciones psico-emocionales del cliente cuando entra en un salón. Trabajó durante 2 años en París, con dos grandes maestros expertos en Visagismo captando su “savoir faire”que después implantó en sus salones de Barcelona con gran éxito. Miguel Griñó se ha influenciado de grandes profesionales como Jean Louis Deforges, Jean Marc Maniatis, Frank Roche y de Claude Juillard, creador del Visagismo y Total Look. El haber trabajado con alguno de estos profesionales y haber estudiado en las mejores escuelas de París y Londres (Jean Marc Maniatis; Toni & Guy; y Vidal Sassoon) le ha proporcionado una visión muy amplia de la profesión. Su frase más famosa es: “La peluquería es una profesión artesana que debemos mantener y mejorar para otorgarle la categoría social que se merece, ya que el peluquero trabaja la parte más noble del ser humano, la cara, con el objetivo de potenciar su belleza” Miguel Griñó ha creado un elenco de cursos basados en la filosofía del Visagismo y Total Look, para comprender y crear las formas, los volúmenes y las texturas para adaptarlas al rostro del cliente, en función de sus emociones personales. Para Miguel Griñó este es el objetivo de la profesión.

Galería de vídeo

Galería de fotos